Claves del diseño responsive

diseño responsive

Con cada vez más usuarios que navegan desde dispositivos móviles como son los teléfonos móviles o tablets, incluso notebook que son esos pequeños ordenadores; los propietarios de páginas web se han visto obligados adaptar sus clásicos diseños orientados a resoluciones de pantallas de ordenador con el fin de facilitar la navegación a los visitantes.

La adaptación del diseño tradicional al adaptado a dispositivos móviles, es el que conocemos como diseño responsive, un término como muchos otros en inglés traído del contenido americano.

Al igual que existen unas pautas en los diseños convencionales, si queremos disponer de una página web adaptada a los nuevos tiempos, a continuación te vamos a dar unas pequeñas claves y consejos para que puedas aplicarlos en tu proyecto o sugerirlos a la empresa en la que confíes.

  • Adaptabilidad: si bien ya te lo anticipamos en las primeras líneas, nuestra página web tiene que tener la virtud de la misma adaptarse a cualquier resolución, de modo que da igual si nos visitan desde un gran ordenador, pequeño, móvil de 4 pulgadas de pantalla o una tablet de 10. Sea cual sea el dispositivo, los contenidos de nuestra página web han de estar adaptados a la resolución de la visita.
  • Carga rápida: si ya nos desesperamos navegando por páginas web que cargan lentas desde un pc, imagínate lo molesto, aunque seguro que ya mismo lo has mamado, que sucede cuando navegamos desde un teléfono. De nada vale un diseño adaptado a móviles si la carga es lenta, ya que a los pocos segundos la mitad de los usuarios se les agotará la paciencia y terminarán por cerrar la web, perdiendo así a un posible cliente.
  • Nos obliga Google: la tendencia en las búsquedas que realizamos es clara, cada vez más desde móviles y menos desde ordenadores. En sus últimas publicaciones Google ha venido advirtiendo tanto en redes sociales como en sus propios blogs oficiales que páginas web con diseños no responsive o lo que es lo mismo, no adaptados a móviles, perderán posiciones en buscadores.

Por tanto, además de los beneficios que nos trae disponer de una página web responsive para que el lector pueda disfrutar de los contenidos desde cualquier formato de pantalla, la posibilidad de aparecer en peores resultados en Google cuando nos busquen, casi nos obliga en este nueva año a tener sí o sí nuestro sitio totalmente responsive.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *